Un ejemplo inolvidable

Jueves 24 de Noviembre del 2016 | 20:48
Autor: 
Rachel Diez
0
0
(Sin votos)
Así contestó el joven Manuel Ascunce Domenech a los bandidos que troncharon su vida, y la del campesino Pedro Lantigua, aquel 26 de noviembre de 1961. Tenía solo 16 años, pero su valentía se elevó al infinito cuando decidió integrarse a la Campaña de Alfabetización, y llevar la luz del conocimiento a miles de personas que, en la Cuba de aquellos años, no sabían leer ni escribir. Manuel fue uno de los tantos jóvenes asesinados por los grupos de alzados que se escondían en las montañas cubanas. Al morir llevaba tres meses como maestro voluntario en el lomerío villareño de Limones Cantero. En su ejemplo se inspiraron jóvenes alfabetizadores de todo el país, integrantes de las brigadas Conrado Benítez.
Valorar:
Sin votos

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Normas

- Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

- No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

- Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

Convocatoria a Premios

zunzun1

Boletín

Suscríbete a nuestro boletín digital.