El dragón invisible

Por: Javier Gómez Lastra

Historias fascinantes desarrolladas en disimiles contextos, desde asesinatos fríamente planificados por internet, hasta amores imposibles, todas vinculadas al mundo de las bibliotecas y los libros, colman la obra El Dragón invisible, un texto que quedará grabado como grato recuerdo en la memoria de los lectores.

Los autores, Roberto Ginebra, merecedor del premio al concurso Vicentina Antuña en 2003, y la investigadora Deborah Gil, ambos vinculados profesionalmente en el quehacer científico de la Biblioteca Nacional de Cuba, en este volumen agrupan cuentos cortos de escritores de talla mundial como Jorge Luis Borges, Alexander Solzhenitsyn (Premio Nobel de Literatura en 1970), Daniel Chavarría, Antón Arrufaty y Renée Méndez Capote, aunque dan espacios a otros jóvenes talentos contemporáneos como la chilena Andrea Jeftanovic, la argentina Fernanda García Lao y los cubanos Elaine Vilar Madruga y Rafael Grillo.

Con un sugestivo título inspirado en la frase «Así toda biblioteca es la morada del dragón invisible…» de José Lezama Lima, esta obra encabeza las propuestas seleccionadas por la Casa Editora Abril para la nueva modalidad de compras de ejemplares en el formato tradicional de papel que podrán ser adquiridos en nuestra tienda vittual en la plataforma de compras Enzona.

Además de acercar al público lector a los títulos impresos, la institución trabaja para que, a través de esta novedosa forma de pagos, utilizando la red de redes, se puedan conseguir las variantes digitales conocidas como E-book, ejemplares virtuales que paulatinamente se irán incorporando a la sección de ventas, hasta completar la totalidad del catálogo que prestigia a la Abril, tanto de libros como de sus tradicionales revistas.

Comparte en redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

El criadero: una novela para amantes del policiaco, el thriller y el horror

Vivir sin violencia

Diario de Turín: la solidaridad en tiempos de pandemia